Desconecta en verano

No lo voy a negar, nunca lo he hecho. Una de las cosas buenas que tiene trabajar en el sector de la educación es el tiempo de verano. Es un tiempo de desconexión real, verdadero, maravilloso para recargar pilas. Es mucho —dicen algunos— ustedes sí que tienen suerte. Depende de cómo lo mires. Antes de ser profe, también creía que los/as docentes vivían como reyes, que iban daban cuatro o cinco horas de clase y se volvían a casa. Sin embargo, no es así. Y pongo un ejemplo práctico: ¿Sería usted capaz de ponerse delante de un grupo de personas, por pequeño que sea, cuatro o cinco personas a hablar durante una hora sin haber preparado nada? Seguro que no. Los profes dedicamos mucho tiempo, más de la cuenta, creo yo, a preparar cada una de las sesiones de clase.

Hay que desconectaren verano
Seguir leyendo

El lápiz, una reflexión sobre la creatividad

Durante el verano, en principio, me gustaría seguir publicando algunas reflexiones y algún que otro recurso que no me dio tiempo al ritmo que me propongo: una entrada por semana. He estado repasando apuntes e encontré con una reflexión sobre la creatividad y la docencia, la historia de “el lápiz” que me gustaría compartir.

Usemos nuestros propios lápices
Seguir leyendo

El curso que no conocí a mis alumnos

Terminamos el curso en el que no conocí a mis alumnos. Es verdad que no tengo demasiada carga horaria, pero recordaré estos meses de clase por no reconocerles debido al uso de las mascarillas. Hemos tenido que dar clase a un grupo de ojos y, a partir de ahi tratar de intuir si seguían la clase, si sonreían, si se asombraban, se emocionaban o se enfadaban. Por eso, este curso ha sido complicado no sólo porque hemos tenido que lidiar con la dificultad de hablar y comunicar con algo que nos tapa la boca, sino además no poder ver la receptividad en el alumnado por llevar gran parte del rostro cubierto.

Termina el curso en que no conocí a mis alumnos Jesús Marrero
Seguir leyendo

¿Hay que justificar los suspensos?

La burocartización nos lleva durante los últmos días de clase a completar informes, dossier, cuya utilidad desconozco. Entre las tantas cosas que tenemos que hacer los profes por estos días es justificar los supensos. Si. No es ninguna broma hay que poner clarito y con buena letra porque suspenden los alumnos. Además, esta información hay que hacerla ahora desde el punto de vista competencial.

¿Informes para explicar los suspensos?
Seguir leyendo