Lo peor del sistema: la competitividad y el individualismo

Bien, ahora deben ayudar a sus compañeros. En este juego deben liberarlos. Por eso, ahora ustedes deben pasar el protagonismo a ellos. Su participación debe ser ayudar a los demás para que se salven y que sea el equipo el que gane…
– ¡Pero es que yo quiero marcar más!
– ¡Yo quiero ser el mejor, el líder…!
– ¡Yo así no juego!
Bien. Pues no jugamos, dijo el monitor.

profejesus ser el mejor Seguir leyendo