Cuando nada funciona… más libertad

Parece una incoherencia. Cuando estamos en clase con un determinado grupo y parece que no hay solución, que nada funciona, que no hay nada que hacer con ellos/as, la tendencia general puede ser el enfado, ser más estrictos/as, meter más presión. Cuando hacen las cosas mal, un arresto. Si su actitud no es buena, otro arresto y al final, la experiencia nos dice que podemos seguir arrestando hasta que lo único que podemos arrestarles es el respirar, porque hemos probado con todo y nada funciona ¿Qué hacer entonces? Pues ofrecer libertad.

Elegir, ser libres, nos satisface más.
Seguir leyendo