En clase tu le pones la pasión

Es verdad estamos a fin de curso, bastante cansados/as, con bastante presión por toda documentación que hemos de completar, competencias, informes, corregir, corregir y corregir. Pero depende de cada cuál que la clase sea más o menos interesante, que funcione mejor o peor.

La pasión la pones tu
Seguir leyendo

Y otra vez los móviles…

En una nueva reunión de profesores salió el tema del móvil ¡Otra vez! Pero como resulta que había dicho en la entrada anterior que de la propuesta de gamificación, tendría otras muchas entradas y reflexiones, una de ellas es esta. Brevemente había dicho que me había sorprendido como la mayor parte de los alumnos/as dejaban sus móviles en clase para poder obtener ese punto más que nos da la gamificación que desarrollo en el aula. Pensé que sólo algún grupo lo haría. Sin embargo, esto debe llevarnos a una reflexión más profunda sobre el uso del móvil y sobre los castigos que se imponen en el aula.

El sempiterno problema de los móviles
Seguir leyendo

Gamificación en la clase de religión

Pese a que la sombra de la LOMLOE desanima a cualquiera, siempre he sido consciente que los chicos y chicas con los que comparto clase no tienen la culpa de de todas las “boberías” de los gobernantes y trato de hacerlo siempre lo mejor posible.

Al llegar el tercer trimestre ya sabemos lo que sucede. Más solito, 😎 ganas de playa 🏖 y nuestros alumnos/as lo saben, por lo que, como escribí en un post anterior cuando hay mayor inquietud y movimiento en el aula, tratar de calmar a los alumnos, es batalla perdida, así que opto por darle más marcha… y ahora estoy experimentando este curso con la gamificación, que esta dando unos resultados extraordinarios. En esta entrada explicaré la gamificación de forma sencilla, pero habrá más entregas con muchas reflexiones que me surgen: como ha aumentado la motivación, abandonan los teléfonos móviles al llegar a clase, participan increíblemente bien, pero de momento comparto la dinámica por si alguien quiere aprovecharla o lanzarse, tal como hice yo.

Espacio donde depositan los móviles mientras no los usamos
Seguir leyendo

Cuando nada funciona… más libertad

Parece una incoherencia. Cuando estamos en clase con un determinado grupo y parece que no hay solución, que nada funciona, que no hay nada que hacer con ellos/as, la tendencia general puede ser el enfado, ser más estrictos/as, meter más presión. Cuando hacen las cosas mal, un arresto. Si su actitud no es buena, otro arresto y al final, la experiencia nos dice que podemos seguir arrestando hasta que lo único que podemos arrestarles es el respirar, porque hemos probado con todo y nada funciona ¿Qué hacer entonces? Pues ofrecer libertad.

Elegir, ser libres, nos satisface más.
Seguir leyendo