Nadie hablará de nosotros/as…

A comienzo de curso había muchísimo miedo. Al terminar el trimestre, la sensación es como de victoria, de un logro importante. Hemos llegado a la primera estación, sin demasiados problemas, salvo los que nos trae esta situación. Es verdad que ha habido contagios, es cierto que, cada cierto tiempo, nos llegaba información de familias que dejaban a sus hijos/as en casa por precaución, por haber tenido algún contacto y/o por contagio. Así, por tanto, esta entrada de hoy es para aplaudir a la comunidad educativa.

Seguir leyendo

Dinámicas para comenzar en tiempos difíciles

Siempre comienzo el curso con dinámicas de conocimiento y cohesión grupal con todos (desde 1 ESO hasta Bachillerato). Este curso había pensado que, dada la situación, no debería hacerlas. Pero, como siempre aparece ese diablillo que te pregunta ¿y por qué? ¿Y por qué no? Así, que he estado dándole vueltas y hay algunas técnicas de cohesión y dinámicas de conocimiento para los grupos que se pueden hacer sin tener que compartir nada y manteniendo la distancia de seguridad. Comparto algunas:

Seguir leyendo

Una vez reivindico el uso de móviles y tablet

No en pocas ocasiones he hablado del debate sobre hacer o no uso de las herramientas TIC en clase. El debate lleva activo desde hace muchos años. En todos los claustros, especialmente en secundaria y bachillerato. Hay quienes permiten el uso de Tablet y Móviles, mientras que también existen opositores radicales a la tecnología en las aulas. 

Photo by bongkarn thanyakij on Pexels.com
Seguir leyendo

¿Cómo va a ser el curso que viene?

Ayer me escribía una alumna para preguntarme como sería el curso que viene. Le di los pocos detalles de los que disponemos. Fecha de comienzo, que es algo más tarde de lo habitual; habrá distancia social en las aulas, con lo cual supongo que disminución de ratios, aunque oficialmente no se ha dicho. Pero a simple vista es incompatible la distancia social con el espacio que tenemos en una clase normal. Es decir, si las clases están pensadas para treinta estudiantes, normalmente sentados en parejas, lo lógico es que individualmente y con la distancia quepan sólo la mitad y un poco más. En torno a veinte, imagino. 

Photo by Pixabay on Pexels.com

Los horarios serán escalonados, según lo que he escuchado. Lo que dificultaría mucho la confección de horarios. Por lo que tengo entendido, no entrarán ni saldrán todos los/as estudiantes a la misma hora. Aunque supongo, y estoy suponiendo muchas cosas, que no será un problema excesivamente complejo, porque con una diferencia de pocos minutos, bien organizados, no tiene que ser muy complicado. Con intervalos de dos o tres minutos, por nivel, se solucionaría. 

Sin embargo, le comenté a la alumna que me preocupa mucho más tener que cambiar la metodología. Llevo muchos años trabajando con Aprendizaje Cooperativo. Ahora implementado con metodologías activas, siempre en grupo. Cosa que el curso que viene no será posible. Sin embargo, invité a la chica a pensar tal como proponía la semana pasada, en la entrada anterior. No nos agobiemos. Disfrutemos del momento, del presente. Nos queda algo más de un mes para desconectar y tomar fuerzas porque seguramente será otro curso complicado

¿Será presencial o a distancia? —me preguntaba la muchacha— Seguramente presencial. Salvo que la situación vuelva a empeorar. Hemos de aprender a vivir con el virus pululando a nuestro alrededor, mientras no haya una vacuna. Para ello se adoptarán todas las medidas necesarias. Aunque no me gusten, como por ejemplo, no poder trabajar en grupos. Sin embargo, buscaré alternativas, tal como ocurrió en el tercer trimestre pasado. Será nuevamente un espacio de maravilloso nuevo aprendizaje.