El curso que no conocí a mis alumnos

Terminamos el curso en el que no conocí a mis alumnos. Es verdad que no tengo demasiada carga horaria, pero recordaré estos meses de clase por no reconocerles debido al uso de las mascarillas. Hemos tenido que dar clase a un grupo de ojos y, a partir de ahi tratar de intuir si seguían la clase, si sonreían, si se asombraban, se emocionaban o se enfadaban. Por eso, este curso ha sido complicado no sólo porque hemos tenido que lidiar con la dificultad de hablar y comunicar con algo que nos tapa la boca, sino además no poder ver la receptividad en el alumnado por llevar gran parte del rostro cubierto.

Termina el curso en que no conocí a mis alumnos Jesús Marrero
Seguir leyendo