Nuestro papel en tiempos difíciles

No estamos atravesando un buen momento para la enseñanza. Por un lado los/as profes se afanan en tratar de preparar materiales que puedan utilizarse para la enseñanza a distancia a la que no están acostumbrados/as. Por otro, los alumnos, que tampoco dominan este ámbito tratan de sobrevivir en un hogar lleno de incertidumbre y miedo haciendo lo que buenamente pueden. Cabe, por tanto, preguntarse ¿Cuál debe ser el papel del docente en estos tiempos difíciles?

profe jesus nuestro papel hoy Seguir leyendo

Están matando mucha tarea

Desde que hemos empezado a vivir esta situación para quedarnos en casa, también ha empezado a circular mensajes diciendo que los profes somos unos abusadores que estamos mandando mucha tarea a los estudiantes. Sinceramente, no estoy de acuerdo. Lo que puede ser que ocurra es que hay quien ha pensado, que estábamos de vacaciones y las instrucciones de la Consejería de Educación son claras: Los centros educativos, dentro de su autonomía pedagógica y sus recursos organizativos, establecerán sistemas de comunicación con el alumnado para la continuidad del aprendizaje (Plataforma Moodle, EVAGD, Google Classroom, Blogs, etc.) Con el objeto de mantener el desarrollo del proceso de enseñanza-aprendizaje lo más normalizado posible 

Tengo la sensación… que con mucha facilidad nos ponemos en contra de los profesores, damos inmediatamente la razón a nuestros hijos…. Así, si nuestros hijos se quejan, por mucha tarea, le damos la razón. Pero ¿esta ellos dedicando al estudio el mismo tiempo que si estuvieran en clase? Si dedican

También tengo hijos y también viven este proceso. El miércoles, uno de ellos, estaba enfadado porque tenía que levantarse a las ocho para hacer videoconferencia con un profesor. Sin duda apoyé al profesor y le dije que tendría que levantarse y hacer lo que pedía: ¿Si las clases no estuvieran suspendidas no tendría que estar allí ahora a las ocho de la mañana?

Es verdad, que un pequeño número de personas no dispone de conexión o posibilidades de seguir las clases. Pero estoy convencido que en casi todos los hogares hay algún movil con el que se pueden conectar algunos minutos al día y sin embargo, no escucho quejas de falta de recursos, sino que los estamos agobiando…

¿Les digo lo que es un agobio? Un agobio para un profesor es que la consejería te diga:

El profesorado organizará su trabajo de forma que se planifiquen las actuaciones que puedan ser desarrolladas sin necesidad de acudir al centro educativo. Durante el periodo de suspensión de las clases, los profesores y profesoras realizarán actividades de formación en línea, de actualización de la competencia profesional, así como aquellas relacionadas con el uso de entornos virtuales de aprendizaje.

¿Con qué conexión a internet? ¿Con la que paga la consejería? ¿Con que web cam? ¿Con qué ordenador? Así que tenemos que poner todos los recursos personales

Con qué formación, cuando no se nos ha dicho nunca que hemos de estar formados en cuestiones digitales, sino que elijamos la formación que se adopte a nuestros intereses?

¿Saben lo que ha ocurrido? Que los maestros nos hemos tenido que buscar la vida, readaptando los materiales para enviarlos por correo electrónico o soportes digitales…. ¿Saben qué? Que el sábado y domingo estaba en videoconferencia con mis compañeros de claustro probando aplicaciones para poder llegar a los alumnos., ¿saben que está pasando en mi casa? Que enciendo el ordenador a las 7,30 de la mañana y lo apago a las nueve de la noche, resolviendo dudas de alumnos, ayudando a compañeros y compañeras que me piden ayuda para poder impartir sus clases on Line. Desde el viernes no tengo horario. Estoy trabajando más que cuando estaba yendo al centro educativo.

Y termino, con una brevísima reflexión sobre los maestros y maestras. He oído pedir aplausos para los sanitarios, que no dudo de su implicación y trabajo, para los servicios de limpieza, para los servicios de seguridad y el ejercito… Pero todavía, para esos maestros y maestras que están dedicando todo el día a buscar recursos a preguntar para ver como siguen adelante en este momento, para esos no he oído pedir un aplauso, sino todo lo contrario… que malas personas son los maestros que no paran de mandar tarea…

Así nos va.