Trabajos de campo

Nunca he sido partidario de enviar trabajos extraordinarios para casa. Recuerdo con cariño una frase que en mis primeros cursos en secundaria me encontré en la pizarra que decía algo así como “Si a clase no venimos a dormir, en casa no tenemos porqué trabajar”. Ciertamente las tareas como continuación del trabajo de clase no tiene mucho sentido. Se trata simplemente de repetir. No obstante algunos de los alumnos/as hacen tarea en casa sin yo mandárselo, esto es cuando no terminan sus trabajos en clase y prefieren terminarlos en casa. Siempre tienen un plazo de una semana para entregar. Para casa, para el exterior me gusta más trabajos de campo, retos o desafíos que complementen lo realizado en clase.

Ampliar conocimientos en el exterior, una buena propuesta
Seguir leyendo

Trabajo de campo

La semana pasada escribía y reflexionaba sobre lo que a los/as chicos y chicas les gusta o no de la enseñanza. Sus comentarios, sus opiniones, tienen que servir de algo. No vale o es muy malo que preguntemos sólo para llenar una hora de clase o para quedar bien. Así que sus propuestas, si son viables, debemos intentar asumirlas. Una de las más frecuentes es que están cansados de estar cinco o seis horas en clase. Así que ¿por qué no movernos?

Seguir leyendo