Escritura creativa

Siempre he creído en la creatividad de las personas. Lo más catastrofistas aseguran que nuestros estudiantes van perdiendo su creatividad según van creciendo y ascendiendo en el sistema educativo. Hay quien propone que en edades tempranas la creatividad es máxima, pero que va disminuyendo, según se avanza en la edad. Seguramente será así, pero ¿Qué haces para remediarlo? Pones a los chicos/as a copiar, Les das las respuestas a las preguntas que se hacen o quizá les invitas a que memoricen para un examen… Si queremos que sean creativos, entre todos/as tenemos que promover esa creatividad. Desde todas las áreas

Seguir leyendo

Trabajar en grupos con distancia social

Una de las cosas que más me preocupaba y le daba vueltas durante el verano era ¿Cómo voy a trabajar en cooperativo con distancia social? Trataba de no darle muchas vueltas y disfrutar de los días de desconexión. Sin embargo, la pregunta era recurrente y molesta. Al llegar septiembre, los peores presagios se cumplieron. Al ver las aulas, los pupitres se disponían individualmente, separados por la distancia de seguridad, con lo cual, en un principio, empecé a cambiar el chip, pensando en unas clases directivas, eliminando los grupos y el Trabajo Cooperativo. Una vez en el aula, ¿Quien dijo miedo? Y la tremenda pregunta ¿Por qué no hacer grupos?

Seguir leyendo

Herramientas digitales para trabajar en grupo

Comienza el curso. Un curso diferente, extraño que nos reta a cambiar muchas de las cosas que teníamos previsto. Una de las cosas que más preocupó a finales junio o julio supe que no podría trabar en grupos. Es decir, habría que mantenerse la distancia de seguridad, por eso, de manera física no podría estar en grupos colaborativos, como levaba trabajando desde hacía años. Así por tanto la maquinaria se pone en marcha para trabajar en grupos, pero cada cual, desde su lugar en la clase.

Seguir leyendo

Estudiamos casos en pareja

El Aprendizaje Cooperativo, como no me canso de decir es muy flexible y permite muchísimas agrupaciones. Existe una conocida técnica muy interesante denominada 1,2,4 y que permite el trabajo de manera individual, luego en pareja y finalmente en el grupo de cuatro. Sin embargo, observo que esta dinámica ocupa, a veces, demasiado tiempo, por eso durante esta semana he simplificado la técnica, para dejarla sólo en dos y cuatro. Es decir, trabajamos primero en pareja e intercambiamos lo trabajado con el grupo de cuatro.

Seguir leyendo