En clase tu le pones la pasión

Es verdad estamos a fin de curso, bastante cansados/as, con bastante presión por toda documentación que hemos de completar, competencias, informes, corregir, corregir y corregir. Pero depende de cada cuál que la clase sea más o menos interesante, que funcione mejor o peor.

La pasión la pones tu

Pongámonos en el lugar del estudiante. Imagina que te matriculas en un curso que te parece super interesante, con un título atractivo, con una propuesta maravillosa que puedes aplicar en el aula, pero cuando llegas allí, te encuentras a una persona que se sienta en la mesa y se pone a leer. La pasión se le quedó en otro lugar, desde luego no la trajo ese día al curso ¿Cómo te sientes?

Lo mismo puede ocurrir en nuestras clases. Es verdad todo lo que decía al principio, estamos cansados, agobiados, pero con algo de pasión puede hacer que la cosa cambie. Hago una confesión: no me gusta demasiado el arte. Valoro las obras, me parecen interesantes, pero no me atraen demasiado. A final de curso tengo en varios niveles temas relacionados con el arte ¿Solución? Unas dosis de pasión.

Debe ser así porque ¿Si a ti no te apasionas lo que enseñas como quieres comunicar? Es Algo prácticamente imposible. No podemos. Sin embargo, cuando le ponemos pasión y energía a lo que hacemos, todo se transmite solo, va sobre ruedas, porque es lo más complicado.

En estos temas más complicados, sobre temas de arte, trato de transmitir toda la pasión que puedo. Subo el tono de voz, intento hacer alguna actividad creativa: tal como visitas virtuales a algún espacio artístico, que los chicos y chicas realicen una visita guiada a algún espacio.

Por tanto, ante esta situación de cansancio, llegando al final de curso, antes que dejarnos vencer por esa situación, la propuesta es luchar contra ella a base de pasión, a base de luchar contra eso que todo el mundo piensa y siente, que ya estamos agotados, que todos estamos cansados, que si ya miramos para el verano ¿Por qué tiene que ser así? ¿Dónde está escrito que no puedo tener toda la pasión del mundo justo ahora?

Si queremos terminar el curso de manera mediocre, pues nos dejamos llevar por todas esos pensamientos: fin de curso, burocracia, cansancio… pero si queremos hacer algo distinto hemos de luchar contra esa sensación y ponerle pasión ¿Te atreves?

Los comentarios están cerrados.