Estoy regresando de innovaReli 19. En el avión se me ocurre este título después de vivir una jornada maravillosa con más de doscientos profes de diferentes lugares del país. Hoy, no escribo de ninguna práctica en el aula, tampoco guardo ni comparto ningún recurso. Porque lo vivido en esta jornada en Madrid ha sido impresionante.

innovareli19

Me propusieron hace unas semanas ir a realizar un taller sobre Scape Room. Ciertamente, de entrada le busqué más impedimentos de los normales, pero al tiempo me sobrevino la pregunta que debiera formularse cualquier profesor ¿y por qué no? Cuando te planteas una actividad en el aula, seguramente por la cabeza van a pasar cientos de pensamientos que tratan de disuadirte para que no realices esa ocurrencia. Un profesor motivado, por tanto debería preguntarse ¿y por qué no?

En la propuesta que llevé a InnovaReli participaron unos cien docentes. Cuando piensas en algo así, seguramente miles de dudas te asaltarán y pensarás que no va a salir bien. Sin embargo, me encontré con muchos profes muy motivados. Un profe motivado hace que sus alumnos sean felices. Los profes con motivación son los que han participado esta semana en las jornadas de innovación. Porque, sin duda, hay que tener un extra de ganas, de felicidad, de trabajo, para dedicar un fin de semana a formarte y prepararte, recorriendo, en muchos de los casos, muchísimos kilómetros desde diferentes lugares de España.

InnovarReli tiene magia. Es un proyecto colaborativo en el que se hace una muestra de buenas prácticas en la asignatura de Religón. Es un tespacio enorme para compartir y aprender. El “Polichus” se me queda grabado para siempre, el intercambio con otros profes de Europa, Ver el arte de otra manera, los vídeos del proyecto Galilea El proyecto por La Paz … y tantas experiencias. Este año, como iniciativa, los que teníamos la responsabiliad de los talleres y presentaciones nos sentamos juntos a comer y era un hervidero de ideas, propuestas, por todos los lados de la mesa. Magnífico.

Por la tarde en el taller de scapeRoom parecía increíble que, en la sobremesa, que generalmente suelen ser momentos soporíferos, los profes corrían de un lado al otro en el aula, buscando pistas y resolviendo pruebas para salir. Sin duda, profes muy motivados y felices. Así que ole y ole, por los profes alegres y motivados. Ole por los que creen que todo cambio comienza con cada persona y con cada docente, porque enseñan a niños felices. Maravilloso. Yo simplemente aporté un granito de arena a todo ese torbellino de ideas y ganas que ponían tanta de gente de tantos lugares. Maravilloso.

Gracias