Nos tocó, entre otras cosas, esta semana en el campus recordar el lenguaje periodístico. Lo trabajamos sin nada de teoría. Nos tocaba redactar la noticia de la semana. Para ello los participantes tenían que escribir un artículo breve en el que dieran cuenta de alguna noticia real o inventada. Lógicamente algunos optaron por contar algo que les había sucedido. Otros, en cambio, optaron por usar la imaginación. 

la noticia de la semana profe jesus

Una técnica que me gusta mucho es la de “aprender haciendo”. Trabajamos y luego vemos en qué podemos mejorar o aprender. Con la noticia de la semana, la trabajamos así. Cada cual redactó su texto, luego los leímos. Cuando terminamos, dimos un repaso. ¿Todos le pusieron un titular? Algunos no. Simplemente se lanzaron a escribir su párrafo, sin tener en cuenta que en el lenguaje periodístico hemos de poner un título atractivo y que nos invite a leer o escuchar. Luego vimos si había subtítulo o encabezamiento. Es decir unas frases breves en las que se introduce la noticia. A continuación el desarrollo.

Finalmente valoramos si la noticia estaba completa. Es decir si responde a las famosas “W” del ingles. ¿Qué?, ¿Cómo? ¿Cuándo?, ¿Quién?, ¿Dónde? y ¿por qué? Si la noticia no respondía a esas cuestiones entendimos que no estaba muy completa. Le faltaba algo. Así, por ejemplo, si no se hablaba de la fecha, del ¿Cuándo?, resulta que no era una noticia muy llamativa. Si no hablaba de de los protagonistas o sujetos de la sucedido ¿Quién? o del ¿dónde? ocurrió, también estaba incompleta. Luego corregimos esos errores y las faltas de ortografía.

El modelo de trabajo del Campus es aprender haciendo. Incluso el monitor realiza el trabajo, es uno más en el grupo. Así, cuando nos toca corregir faltas de ortografía, le pasamos nuestro texto a la persona que está al lado, quien corrige los errores. Como resulta que cuando pasaba mis textos, todos me dicen: no tienes faltas, está perfecto, sin ni siquiera leerlo, en esta ocasión puse faltas adrede. Y tuvo que pasar por todo el grupo para que se dieran cuenta. Curioso, que dan por hecho que el monitor o el profesor no comete faltas 😉

Anuncios