Cada curso que pasa noto mayor  y mejor competencia tecnológica en los estudiantes. Esta semana que acaba de concluir hemos realizado una actividad consistente en la elaboración de un vídeo en cada grupo cooperativo. Algo que, hace tres cursos, costaba entre tres y cuatro sesiones, ahora en prácticamente una hora de clase queda solventada. Los cambios tecnológicos y la mejora de la competencia digital en el alumnado es más que evidente.

profe jesus mayor competencia tic

La elaboración de material audiovisual, creación de contenidos digitales suele ser un elemento motivador que, introducido en el aula, suele tener gran aceptación. Así, por ejemplo, cuando antes pedíamos en clase que elaboraran una redacción, un cuento o cualquier actividad creativa, hoy bien puede ser transformada en la creación de un audiovisual que, además de trabajar elementos lingüísticos, también los incorpora al mundo digital.

No se trata de «tecnologizar» las clases y olvidarnos de otros elementos sino de introducir un lenguaje que es connatural a la generación actual. ¿Se imaginan que los estudiantes tuvieran que llevar a clase hoy en día el pizarrín de tiza? Seguramente les parecería totalmente anacrónico, cuando las pizarras de hoy en día son digitales o con rotulador. Lo mismo sucede con el lenguaje digital. Hoy en día, nuestros estudiantes utilizan otros sistemas, otros códigos que deben desarrollarse en la escuela.

Hace algunos años que comencé con el desarrollo de la actividad puesto que un estándar pedía que los estudiantes fueran capaces de elaborar con un lenguaje actual y propio un relato, actualizando su mensajes. Por tanto la pregunta era evidente ¿Por qué tendrían que escribirlo cuando hay lenguajes más actuales como el digital? Por tanto propuse la elaboración de un video. Hace tres años costaba mucho. Sus dispositivos no grababan adecuadamente. Desconocían algún aplicación que editara videos para montar con posterioridad las escenas. Sin embargo, chicos y chicas de 14 o 15 años dominan a la perfección  este mundo y elaboran creaciones increíbles.

Se demuestra que cada año que pasa, los estudiantes dominan mejor el continente digital, son capaces de crear verdaderas maravillas. Sin embargo la pregunta es evidente ¿se está aprovechando desde nuestras aulas?

Anuncios