Había leído hace tiempo de lo interesante que puede ser el presentarte en el aula con algún objeto que se pueda descubrir durante la sesión de clase. La intriga, el suspense genera una expectativa que engancha a los estudiantes. Así que me presenté en el aula con una cajita mágica.

profe jesus una caja magica

La intención es simplemente distribuir los temas para organizar debates en clase. Es cierto que, cuando se preparan trabajos y debates, normalmente nos situamos en una posición cómoda, la que queremos defender y, adoptando esta postura, poco se aprende. Por tanto me parecía super interesante que aleatoriamente te toque preparar algo que no tienes ni idea y que además ni siquiera te gusta.

Así me presento en clase sacudiendo la cajita y caminando con ella, ante la sonrisa complice de los alumnos… Pronto les desvelo el misterio. Dentro hay unos papeles con un título y algunas ideas para debates y que les tocará defender aunque no estén de acuerdo. La idea les parece interesante así que empieza el reparto. Cuanto todos tienen su trozo de papel, les invito a que busquen en la clase a compañeros/as que les haya tocado un papel igual, para que juntos preparen el tema. Dedicando lo que resta de esa clase a preparar los debates.

En la siguiente sesión se desarrollan los debates con el material que han preparado cada uno y la cajita mágica ha constituido un elemento divertido, interesante, motivador para generar ese trabajo de manera aleatoria entre los estudiantes. Así que pienso seguirla usando para generar esa expectativa e interés al comienzo de la sesión.

Anuncios