El tiempo, probablemente, es nuestro tesoro más grande. Durante este verano he entregado mucho tiempo sin esperar nada a cambio. Por cuarto año consecutivo hemos organizado un campus de verano gratuito en el que participan unos 30 niños. Esta actividad ya ha terminado para dejar dos semanas de descanso total. Por la experiencia de este año, sé que quien da mucho… recibe mucho más.

profejesus quien da mucho

No vivimos en una sociedad acostumbrada a entregar. Lo normal, lo dicen las reglas del mercado, es que si yo entrego algo, es para recibir de vuelta lo invertido y, si es posible, con intereses. No estamos acostumbrados a entregar sin más. Pero en esta actividad entregamos nuestro tiempo sin esperar nada a cambio. Y nadie nos ha dado nada (material, claro) Sin embargo, hemos recibido un tesoro enorme de los niños y jóvenes participantes en el campus, consistente en cariño, felicidad y alegría que, si hubiéramos estado tumbados en cualquier playa, no nos habría llegado.

Al docente le pasa más o menos lo mismo. Si simplemente entregas tus conocimientos, es probable que recibas lo mismo de forma escrita en exámenes perfectamente redactados y que obtienen buena nota. Cuando el maestro entrega su vida, pone pasión en lo que hace, recibe mucho más que todo aquello que da.

Cuando ponemos el corazón en lo que hacemos, todo sale bien. Poner nuestra pasión en la docencia o en cualquier otro trabajo que desarrollemos, hace que se transmitan muchas más cosas que lo que simplemente vemos. Es muy frecuente encontrarnos con profesionales entregados en su quehacer. Y eso, se les nota. Irradian un magnetismo especial, nos sentimos bien tratados, comprendidos, escuchados, cuando estamos con alguien así.

Por tanto, hay que dar mucho. Pero sobre todo, poniendo el corazón en aquello que entregamos. Hacer cualquier actividad porque sí, es el principio de un desastre. Completar un programa porque hay que hacerlo, como todos los años, es el comienzo del fin. Pongamos el corazón en lo que hacemos. Da mucho y recibirás… bueno no importa lo que recibas… simplemente da. Si has de recibir algo ya vendrá…

Anuncios