Se nos pide a los maestros que para lograr que las clases sean más significativas comencemos con un ejemplo actual, con un breve debate en la que los estudiantes participen y se interesen por lo que se va a aprender. Esta idea la desarrollo con murales en la pizarra. Se trata de utilizar este soporte para que los chicos y chicas expresen su creatividad mediante frases o definiciones a un concepto.

aprendiz de maestro murales en la pizarra

La dinámica es muy sencilla: se les formula una pregunta o que debatan en el grupo cooperativo un concepto en el que deben llegar a acuerdo sobre cuál es la definición más apropiada. Para que realicen este trabajo les suelo dejar 5 minutos.

Durante ese tiempo pueden hablar, consultar páginas web, mirar en el diccionario, utilizar cualquier material que tengan a mano para lograr una definición exacta. También es apropiado para preguntar por sus opiniones ¿Qué opinas de…? con el mismo proceso: dejar cinco minutos para que decidan cuál es la opción correcta.

Una vez terminado el tiempo se les entrega a cada grupo cooperativo un rotulador para que salgan a la pizarra y dibujen o escriban lo que han trabajado en el grupo. Generalmente es el moderador o pueden decidir entre ellos deciden quien es el que sale a escribir (por tener mejor letra o por desarrollar otro rol en el grupo).

Una vez que todos los grupos han participado se hace una lectura de todas las respuestas, pudiendo establecer, incluso, un debate inicial con ellos para profundizar en algún contenido que hayan puesto en la pizarra.  Las preguntas pueden ser de respuesta múltiple y abiertas para que se pueda expresar el mayor contenido posible e, incluso, dibujar algo que lo represente.

Los resultados son fabulosos porque ponen a los muchachos/as en disposición de aprender, participan activamente en la clase en el grupo, dando algo más de motivación hacia el aprendizaje y la clase cohesiona grupos porque permite saber lo que piensa el otro y toda la clase. También le da información muy valiosa al docente. No obstante, la clave está en saber hacer buenas preguntas.

Anuncios